Tweet El Cea: Carta al Rey de JRC

jueves, 1 de enero de 2009

Carta al Rey de JRC

Casa de Su Majestad el Rey
Palacio de La Zarzuela
Madrid

España Javier Romañach Cabrero
Raimundo Fdz. Villaverde 53, 9d
28003 Madrid
España



Madrid, viernes 26 de diciembre de 2008



Estimado Don Juan Carlos,


Me llamo Javier Romañach Cabrero y soy ciudadano español, activista por los Derechos Humanos de las personas discriminadas por su diversidad funcional (discapacidad).

La noche del 24 de diciembre, escuché con atención su discurso y noté que se ha relacionado la discapacidad con otros problemas, como la grave enfermedad, drogadicción, etc.

Sin embargo, a la hora de mencionar los Derechos Humanos y la discriminación, habló usted de género, raza, religión, etc. Sin poner de relieve que la diversidad funcional (discapacidad) es también una cuestión de discriminación y Derechos Humanos, tal como consta en la Convención internacional de los derechos humanos de las personas con discapacidad, que fue aprobada por las Cortes Españolas el 21 de abril de 2008 y entró en vigor el 3 de mayo de este mismo año.

Entiendo que la diferencia le puede parecer sutil, pero, para aquellos que luchamos por nuestros Derechos Humanos y contra nuestra discriminación por ser diferentes, la diferencia es clave. No estamos enfermos, somos discriminados por ser diferentes; y no es una cuestión subjetiva, sino que así consta en la mencionada Convención de la ONU.

La diversidad funcional o discapacidad no es un problema, es una realidad humana a la que todos nos veremos abocados, si vivimos lo suficiente. Lo importante es erradicar la discriminación que se sufre cuando se entra en ella, una mera discriminación por ser diferente.

Muchos de nostras y nosotros, que estamos en lucha para cambiar la visión que la sociedad tiene de nuestra realidad, agradeceríamos una modernización de su discurso, de manera que sea más acorde al sistema de Derechos Humanos.

Por ello le insto, especialmente a sus asesores a quienes imagino responsables, a colaborar con nosotros y la ONU en este cambio. Le agradecería además que tomara en cuenta de este escrito y que el discurso de la Casa Real se modificara para contribuir a este cambio tan necesario.

Con la convicción de que comprenderá mi petición y podremos contar con su colaboración y la de toda la Casa Real, de la que conocemos y apreciamos sus esfuerzos en este ámbito, reciba un cordial saludo,






Javier Romañach Cabrero
Foro de Vida Independiente


PD – Para que vea que no soy el único que lucha por esta causa, puede ver lo que hacemos en el siguiente vídeo:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me llamo Noemi,soy de Alicante.Espero que esta carta la pueda leer el rey,necesito ayuda ya que el presidente del gobierno no hace nada por ayudar a los ciudadanos espero que su magestad el rey pueda ayudarme.tengo muchos problemas economicos,mi marido hace 1 año que esta sin trabajo,esta con depresion y con tratamiento para la ansiedad,yo estoy trabajando hace 1 año,trabajaba a jornada completa,pero por desgracia de mi diabettes,no puedo segir esta jornada mi medico me la ha reducido a 5 horas,he estado ingresada por mala alimentacion y perdida de peso en abundancia,me dianosticaron acnoresia nerviosa,y perdi en cuestion de 10 meses mas de11 kilos,en 1mes 4 kilos y continuas bajadas de glucemia por debajo de 30,desmallos todo acausa de mi jornada laboral muy alargada. Ahora gano 790 euros y tengo que mantener a mi marido y mis tres hijos,y con mucho orgullo,pero no aguanto mas esta situacion,me quitan mañana el coche por no poder pagar y tengo muchas deudas que no puedo hacerle frente,esto tiene que acabar de una vez por todas,si alguien me puede decir si una familia se puede alimentar con ese sueldo y todos los gastos que conlleva una casa,yo le cambiaria el puesto,o mejor dicho le cambiaria el puesto a ZAPATERO,solo una semana que coma lo que yo como y pase el mes con lo que gano yo.Espero respuestas por favor.GRACIAS.Atentamente.NOEMI.

cgsanchez_1@hotmail.com dijo...

Le paso su comentario a quien escribió esta carta. En aquella ocasión, y en esta, dudo que su majestad pueda cambiar la terrible situación que está atravesando.
ánimo!